NOTICIAS   

NOTICIAS FIDALMAR

PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA LIGA NAVAL ARGENTINA, EN LA ENTREGA DE MEDALLAS

Reproducimos las palabras del Presidente de la Liga Naval Argentina, PG (RE) Pedro Alberto Cuesta, el día 17 de octubre pasados, en el  Salón Diputado Manuel F. Mantilla, del Edificio Guardacostas, Sede de la Prefectura Naval Argentina, en el acto por: 

• Entrega de las Medallas de Oro LNA al Subprefecto Nacional Naval PG Hugo Alberto Ilacqua y al Director de Policía de Seguridad de la Navegación PG Martín Pablo Ruiz;
• Entrega de la Medalla de Oro FIDALMAR al Prefecto Nacional Naval, PG Eduardo René Scarzello. 
• Entrega de la Distinción Dama de la Mar a la Ministro de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Los orígenes de la Liga Naval se remontan a finales del siglo XIX. Por aquel entonces, un grupo de notables ciudadanos comprendió que la población -en general- no conocía y por lo tanto, no atendía debidamente, la condición de país fluvio-marítimo de nuestra nación. 

En 1.899 el Dr. Luis Estrada actuó como el más encendido propiciador de la creación de una institución que definiera nuestra identidad con el mar. Pretendía que aquí sucediera lo mismo que en Europa. Éste, básicamente y aún cuando ese primer intento no prosperara, es el antecedente más notorio de lo que luego sería la Liga Naval. 

A principios del siglo XX un hecho singular puso las miradas de todo el mundo en nuestro país. En 1904, con una gran repercusión internacional, llegó a Buenos Aires, tras dos años de dura permanencia en la Antártida, la expedición sueca, rescatada del naufragio del Antartik. 

La Corbeta Uruguay (hoy en el Dique 4 de Puerto Madero) en una acción heroica, rescató de las entrañas mismas de los hielos polares a los náufragos del Antartik, buque que el científico sueco Otto Nordenskjold, había utilizado para su expedición al polo sur. 

Al sostenido debate que inició el Dr. Luis Estrada en 1899, le siguió el Alférez Héctor Godoy en 1904 y más tarde (en 1.916) el entonces Capitán de Fragata Segundo Storni. Uno a uno, fueron definiendo las bases de la Institución. La personería jurídica se obtuvo el 10/05/1933, 17 años después del ciclo de conferencias que pronunció en el Salón de Actos del Diario “LA PRENSA”, el nombrado Segundo Storni.

 La Declaración de Principios de nuestra institución reza: “La Liga Naval Argentina es una asociación creada para fomentar y defender la marina mercante nacional en todos los aspectos y finalidades lícitas, propendiendo también a la formación de una amplia conciencia pública concordante con todo lo que se relacione con la navegación fluvial y marítima.” 

La importancia vital de estas cuestiones y su íntima relación con el progreso del país, son de una indiscutible y permanente realidad.

De allí hasta hoy, la Liga Naval, con todas sus Delegaciones y Filiales en ROSARIO (Santa Fe), LUJÁN (Buenos Aires), RESISTENCIA (Chaco), PINAMAR (Buenos Aires), CORRIENTES (Corrientes), USHUAIA (Tierra del Fuego) y la última, Sector Antártico Argentino en las Islas Orcadas (hecho que nos llena de orgullo) se esfuerzan por llamar la atención de la ciudadanía y de nuestros dirigentes, para que miren, vivan y sientan, lo trascendente de nuestros recursos hídricos, nuestro mar, nuestros lagos, nuestros ríos. 

Crear una mayor conciencia marítima y fluvial

• Familiarizar a la juventud argentina con las cosas del mar.
• Lograr un aprovechamiento integral de las aguas marítimas, fluviales y lacustres.
• Estudiar y divulgar temas que hagan al desarrollo naviero, a la industria naval, a la pesca y demás intereses fluvio-marítimos.  
• Proteger el medio ambiente acuático y las costas.
• Ayudar a la seguridad del hombre en el medio acuático.
• Difundir el deporte náutico, como camino para amar el agua.

Existen en nuestro país una Marina Militar, una Prefectura Naval,  una Marina Mercante, una Marina de Pesca, una inmensa actividad náutico-deportiva, acompañadas de una Industria Naval eficiente. Puertos aptos y vías navegables seguras y cuidadas por la Prefectura para atender las necesidades de nuestro comercio interior y exterior.

También hay una interacción de todas Instituciones y sus actividades. A ello se suma la Liga Naval Argentina, tratando de crear el espacio necesario para que los distintos sectores (Armadores, industria naval, gremios marítimos, más toda la larga cadena de actividades relacionadas¸ incluido el deporte náutico), encuentren un escenario neutral donde no sentir la presión de sus intereses, muchas veces contrapuestos, para  cimentar un clima de mutua cooperación en defensa de un ideal común. 

“Los intereses marítimos y fluviales de la Nación” y “Por una mayor conciencia marítima y fluvial".

El acto que hoy nos aglutina, es para dar testimonio a las instituciones y a las personas que las integran, a los que siendo ciudadanos pasan a cumplir delicadas tareas como funcionarios, a los que suman sus esfuerzos diariamente y de manera silenciosa, a los que sin dudas contribuyen al engrandecimiento de la patria y la región, con una tarea dedicada a la ayuda permanente, a la salvaguarda de la vida humana en las aguas, al mantenimiento expedito de las vías navegables, a la preservación del medio ambiente marino, a la mitigación del impacto que en si misma produce el hecho navegatorio, a la simplificación y mejora de todos y cada uno de los aspectos que el navegante vive a diario.

El mérito que cada uno aquilató, se reflejan en las Medallas de Oro que instantes habrán de recibir. A los homenajeados, nuestro reconocimiento y respeto".

Diseño web: Trigono